Cómo construir tu ciudad

En un juego como Chronicles of Elyria podemos asegurar, sin lugar a dudas, que las diferentes poblaciones serán los centros neurálgicos de la actividad de los jugadores, ya sea porque sean artesanos o granjeros, comerciantes o aventureros que necesitan reabastecerse, recopilar información o vender los tesoros que encuentren; las poblaciones serán puntos de encuentro necesario para todos.

Ahora bien, a diferencia de cualquier otro MMORPG, en CoE podréis crear de cero vuestras propias ciudades empezando desde un villorrio con apenas cuatro casas hasta una auténtica metrópolis que haga palidecer a la antigua Roma, siempre que se sea perseverante y se cuente con amigos y colaboradores para completar esta tarea. Si ya será difícil construir una casa por uno mismo (a menos que te contentes con poco más que una choza), levantar un pueblo es literalmente imposible para una sola persona.

Uno de nuestros proyectos, quizás el principal y más importante, es precisamente levantar una ciudad, aunque de esto os hablaremos más adelante.

6r9UDFB

Localización y posesión

Aunque parezca obvio, lo primero que hay que decidir a la hora de contruir un nuevo poblado es el “Dónde”. Es una decisión que no debe tomarse a la ligera: Habrá entre 12 y 18 biomas distintos, cada uno con sus propios climas y recursos característicos, a parte de los biomas se podrán ver algunas zonas diferenciadas con recursos específicos. Si buscas una ciudad minera, buscarás una zona donde puedas desarrollar esa actividad y, así, con todo.

Otros aspectos a tener en cuenta será la cercanía de recursos vitales tales como agua (en forma de ríos, lagos, fuentes o acuíferos) madera o canteras, etc. También será relevante la facilidad o dificultad para defender la posición, siendo distinto construir sobre una colina que en el fondo de un valle, o incluso un punto intermedio entre dos grandes polis, donde se concentren gran cantidad de comerciantes al paso. Aún más, habrá que decidir desde buen comienzo si se pretende convertir la población en una gran ciudad y, por tanto, buscar localizaciones que puedan ser adecuadas para futuras ampliaciones.

Otro problema al que nos enfrentaremos en el momento de construir una ciudad y tras haber decidido el lugar es el de la propiedad de las tierras. Como ya se ha comentado en algunos de los DJs, hay varias formas de poseer tierras, ya sea comprándola o alquilándola o tomando esas tierras por la fuerza. Se ha comentado en IRC y algún Q&A la posibilidad de aprovechar las ruinas de ciudades antiguas como base para construir una nueva ciudad.

ruins

Las diferentes familias (o ramas de una misma familia) deberán poseer (de una forma u otra) parcelas de terreno para poder construir sus casas, pero esto no implica necesariamente que al tener dos o tres casas en un terreno estés creando un pueblo. Para poder fundar una aldea, se deberá construir un número determinado de casas y unos edificios específicos, además tendrás que mantenerlos durante algún tiempo (aún no se conocen todos los detalles). Todas aquellas personas que durante la fundación de la aldea tenían parcelas, se convierten en los Ancianos de la aldea, teniendo voz y voto en las decisiones del pueblo. En principio, evolucionar una aldea a un pueblo requiere otros edificios específicos y recursos, una vez conseguidos, uno de los Ancianos se convierte en alcalde y el resto en concejales, ascendiendo a la categoría de aristócratas. Los pasos siguientes, de pueblo a ciudad,  serán similares pero no se han descrito que requisitos precisarán. Aún así, se ha confirmado que el porcentaje de poder que se tenga en una población dependerá del número de parcelas que poseas, e incluso si consigues comprar parcelas a otra persona o las heredas, puedes conseguir suficiente poder como para convertirte en el próximo alcalde.

Será importante hacer que el pueblo aparezca en los mapas nuevos y esparcir esas versiones de mapa para que el conocimiento de la existencia de ese pueblo se extienda por todo el continente. Es posible que, según el reino al que se pertenezca, se tenga que someter a la autoridad de algún noble y a las leyes de la corona. Fundar un pueblo no significa fundar un nuevo país. Algo así es más complejo y hablaremos de ello en futuros artículos.

Además habrá que asegurar una línea de comunicaciones con otras poblaciones (comercio, mensajería, etc), creando carreteras y asegurándolas contra ataques de bandidos y bestias salvajes.

Finalmente, será vital contar con profesionales de diferentes disciplinas para cubrir las necesidades de construcción: arquitectos, albañiles, carpinteros, canteros, herreros…

Town

Diseñando la ciudad

Nadie en los foros de CoE ha hablado aún de esta parte. Hasta ahora muchos se han centrado en construir las casas, cómo diseñarlas, etc. pero aquellos que tengan una visión más amplia y deseen pensar en poblaciones más que en simples casas, deberán trazar como mínimo un rudimentario plan urbanístico.

Cada grado de población (desde villa a metrópolis) requerirá de una serie de edificios y construcciones para poder ser considerado tal: Ayuntamiento, biblioteca, cloacas, acueductos… que aún no se han definido, pero ya se ha indicado que será una parte importante del estatus de una población.

Planificar la disposición más racional y eficiente para los edificios de cada estadio puede ahorrar muchos problemas. Claro está que cuantas más familias haya implicadas y más grande la población, más difícil será planificar y cumplir esa planificación, pero eso no debería amedrentaros.

La planificación no sólo afectará a los edificios y a su disposición, a cómo conectar los recursos con la ciudad o a cómo estructurar sus defensas. También afectará a qué profesiones atraer: cuales serán necesarias y cuáles debemos promover. También habrá que ser conscientes de que la artesanía y el comercio son la sangre que da vida a las ciudades y algo así no se debe ni se puede obviar.

Una vez sepamos qué se necesita, dónde se va a construir y cómo, será tarea de los arquitectos diseñar los edificios teniendo en cuenta las visicitudes del clima y de los materiales que hay que usar o se encuentran disponibles. Construirlos no será fácil, ni rápido y absorverá una gran cantidad de recursos tanto materiales como económicos. De esta parte nos encargamos en el siguiente subapartado del artículo.

12419216_532664480255758_356917894807614674_o

Construyendo

Ya tenemos a los pioneros que nos acompañarán, hemos escogido un lugar, hemos obtenido propiedad de la tierra y tenemos grandes planes de futuro pero… en frente hay un descampado en medio de la nada que no se parece en lo más mínimo a lo que nuestros más febriles y grandilocuentes sueños de grandeza han creado.

Empieza la tarea de crear, de la nada, un todo.

Estáis en medio de la nada, tu fatiga aumenta y no tienes forma de descansar decentemente, tampoco tienes una fuente de provisiones sencilla y relativamente infinita. La colonización también te exige otro tipo de planificación: El viaje inicial.

Los carromatos de tu expedición tendrán que transportar las herramientas básicas y las provisiones necesarias para sobrevivir hasta que se haya empezado la cadena de producción. Así mismo será necesario llevar sacos de dormir y algunos otros utensilios necesarios para la supervivencia (recordemos que en este juego la fatiga es un factor de importancia crítica). Construir desde cero un pueblo conlleva que no tienes una taberna en la que alojarte ni productores que te suministren a la vuelta de la esquina. Es arriesgado, es peligroso, las bestias salvajes, los bandidos y quien sabe que otras criaturas estarán acechando.

Cannis Rabbit

Suponiendo que has planificado bien la expedición, que tenéis suministros suficientes y todas las herramientas que podáis necesitar así como la seguridad personal, llega el momento de empezar a construir. El orden de los factores alterará el producto, ¿qué edificios son los más importantes al principio? Evidentemente lo primero será construir refugios donde poder descansar y guarecerse. Lo siguiente será establecer la producción de comida y la obtención de recursos básicos con los que construir el pueblo de verdad.

A partir de esa base inicial, el pueblo irá tomando forma poco a poco y ya dependerá del entusiasmo de sus habitantes, de la llegada de nuevos colonos y de la suerte con las cosechas entre otras muchas cosas que el pueblo perdure o se termine abandonando.

Si perdura, lo más complicado ha pasado, ampliar una población que ya funciona es más fácil que iniciarla puesto que las necesidades básicas estarán cubiertas y se cuenta con más manos para ayudar.

Conclusiones

Como hemos visto construir un pueblo no será fácil, requerirá mucho trabajo y planificación. Tocará asumir grandes riesgos pero la recompensa puede ser muy alta y no sólo pensando en el hecho de que has conseguido construir tu ciudad de ensueño, sino a todas las ventajas económicas y sociales que los fundadores de una población disfrutan.

Aún queda mucho por esclarecer, pero esto ha sido un primer esbozo general de todo aquello que se conoce sobre la construcción de pueblos. Como hemos mencionado aún queda mucho que hablar de territorios, políticas e incluso leyes y qué papel jugarán las famosas “danzas de las dinastías”.


Links de referencia:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s